forex trading logo
  • Facebook: 100002298902650
  • Twitter: @Aspucauca

CB Login

Banner
Inicio Inicio
Bienvenidos a la página ASPU Cauca
¡Adios a la guerra! PDF Imprimir E-mail

 

¡Adios a la guerra!

Cristina de la Torre, El Espectador, 30 de agosto de 2016

 

Se cumplió el sueño dorado de tres generaciones de colombianos: la desaparición de las Farc, abultado factor del conflicto que nos deja 300.000 muertos. Es el fin de la guerra.

 

Hace cuatro años, cuando en Oslo esa guerrilla se proclamó víctima siendo victimaria, parecía una quimera el acuerdo que hoy registra el país emocionado. He aquí que la insurgencia más longeva del hemisferio, eco apolillado de la Guerra Fría, depone las armas, se pliega al Estado burgués y a su justicia, deviene partido legal y suscribe un programa de reformas liberales, no socialistas, acalladas durante un siglo por el estruendo de la conflagración. Abrirán ellas el cambio que rescate a Colombia de la premodernidad. Otras propuestas se liarán también en la arena de  controversia sin fusiles que la democracia ofrece a todos.


paz 


Excusa providencial de las derechas armada y desarmada para acorralar a los demócratas y al movimiento social, contribuyeron las Farc a su pesar a hacer de Colombia el país más conservador y violento del continente. Sobre sus lomos cabalgó, particularmente en los tres últimos lustros, una derecha montaraz forjada con esmero como antónimo de las Farc. Temerá la cabeza del Centro Democrático que con el fin del grupo armado se esfume a su turno la identidad del uribismo. Y tal vez ello explique su obsesivo boicoteo a la paz. Hasta sellarlo, para estupor del mundo entero, con campaña por el No al acuerdo suscrito. Sabiendo, como requetesabe, que, de ganar su opción, el desenlace inevitable será volver a la guerra. Encaramado en la legítima inconformidad de muchos con las penas moduladas que se aplicarán a las Farc y con su ingreso en la política, el uribismo magnifica lo menos (privación de libertad sin barrotes) y omite lo más (el insospechado horizonte que se ofrece a la edificación de una Colombia más justa y en paz). Una brecha creciente se abre entre muchos que denostan de las Farc, pero harán prevalecer su anhelo de paz, y aquellos que, situados en el vórtice más extremo de la derecha, prefieren la guerra.

 

Entre otros, elites agrarias que se han impuesto a sangre y fuego y cuya última acometida fue la contrarreforma agraria de años recientes. La reforma rural que encabeza el acuerdo de La Habana busca apagar el motor de esta guerra degradada hasta la insania. Y toca, por lo mismo, el interés de viejos y nuevos terratenientes que pescaron fundos en el río de la balacera. Desaparecido el enemigo armado, habrán perdido sus ejércitos privados el pretexto “político” para defender, fusil en mano, las tierras usurpadas. Ya despliegan campaña por el No.

 

En su pronunciamiento contra el acuerdo de paz —ruda deformación de los hechos— califica Álvaro Uribe el primer punto como “demagogia agrarista que busca la colectivización del campo (…) así empezaron Castro y Chávez”. Pero según el texto del acuerdo, éste se propone entregar tierra al campesino que la necesita y formalizar títulos, con respeto riguroso de la propiedad privada y de la ley. La estrategia fomenta la economía campesina, moderniza la producción en fundos pequeños y grandes y actualiza el catastro para que todo el mundo pague impuestos a derechas.

 

Si cambios apremian para suprimir las causas de la guerra, no serán los de una revolución socialista, sino los de la revolución liberal largamente engavetada. Transformaciones que hoy tendrán fisonomía socialdemocrática adaptada a la globalización. El CD podría reinventarse ante esta nueva realidad. Para todos, será costo modestísimo de ingreso en meandros de civilización. Y su preámbulo completa hoy el día uno con silencio definitivo de fusiles. Para completar la tarea, decir Sí al imperativo moral de ahorrarnos otros 300.000 muertos.


Última actualización el Martes, 30 de Agosto de 2016 21:10
 
Texto completo y definitivo del acuerdo final Gobierno-Farc PDF Imprimir E-mail

 

 

El presidente  Juan Manuel Santos hizo público en el día de hoy los acuerdos en texto completo de la negociación entre el Gobierno y las Farc. La votación del plebiscito será el próximo domingo 2 de octubre de 2016. 

En este enlace está el Texto completo de los Acuerdos de paz en Colombia, llamado Acuerdo Final para la Terminación del Conflicto y la Construcción de una Paz Estable y Duradera.

Del preámbulo: "Poniendo de presente que el Acuerdo Final recoge todos y cada uno de los acuerdos alcanzados sobre la Agenda del Acuerdo General suscrito en La Habana en agosto de 2012; y que para alcanzarlo el Gobierno Nacional y las FARC-EP siempre y en cada momento nos ceñimos al espíritu y respeto de la Constitución Nacional, de los principios del Derecho Internacional, del Derecho Internacional de los Derechos Humanos, del Derecho Internacional Humanitario (Convenios y Protocolos), de lo mandado por el Estatuto de Roma (Derecho Internacional Penal), de los fallos proferidos por la Corte Interamericana de Derechos Humanos relativos a los conflictos y su terminación, y demás sentencias de competencias reconocidas universalmente y pronunciamientos de autoridad relativos a los temas suscritos".


De la Introducción: "..el fin del conflicto supondrá la apertura de un nuevo capítulo de nuestra historia. Se trata de dar inicio a una fase de transición que contribuya a una mayor integración de nuestros territorios, una mayor inclusión social -en especial de quienes han vivido al margen del desarrollo y han padecido el conflicto- y a fortalecer nuestra democracia para que se despliegue en todo el territorio nacional y asegure que los conflictos sociales se tramiten por las vías institucionales, con plenas garantías para quienes participen en política."


"El Acuerdo está compuesto de una serie de acuerdos, que sin embargo constituyen un todo indisoluble, porque están permeados por un mismo enfoque de derechos, para que las medidas aquí acordadas contribuyan a la materialización de los derechos constitucionales de los colombianos; por un mismo enfoque diferencial y de género, para asegurar que la implementación se haga teniendo en cuenta la diversidad de género, étnica y cultural, y que se adopten medidas para las poblaciones y los colectivos más humildes y más vulnerables, en especial los niños y las niñas, las mujeres, las personas en condición de discapacidad y las víctimas; y en especial por un mismo enfoque territorial."



Última actualización el Sábado, 27 de Agosto de 2016 09:01
 
La Universidad y el trabajo: ¿Precariedad infinita? PDF Imprimir E-mail


Hernán Alejandro Cortés, Palabras al margen. 31 julio 2016

 

"Las condiciones de trabajo de estos profesionales son una verdadera tortura, no solo están expuestos a inquisitivos procesos de evaluación, sino que están arrojados a un ring de boxeo con miles de colegas en donde se reproduce un ciclo infinito del que es difícil salir: formación-deuda-trabajo-deuda. Como lo dice Lazzarato “la deuda es el dispositivo capitalista para cerrar el tiempo y tener prioridad sobre él, para hipotecar su indeterminación, para quitarle toda creación, toda innovación, para normalizarlo”. La universidad ha sido tomada por asalto por el mercado financiero, donde se crean y se hacen infinitas las condiciones de precariedad, donde se normaliza la creación y se le resta importancia al pensamiento; ejemplo de ello son las becas-Colfuturo, los préstamos condonables (al estilo Ser pilo paga), o los aberrantes créditos con el ICETEX, pues obligan a sus beneficiarios a ser parte de un interminable ciclo de pagos, una lógica que termina por volver a los académicos burócratas en funciones de largos intereses. Cada día que pasa los profesionales universitarios son expertos en un saber que pasa desapercibido para los demás miembros de la sociedad, pues deben estar pendientes de la indexación, del informe o de la planilla."

Última actualización el Martes, 02 de Agosto de 2016 14:49
Leer más...
 
Hoy, elecciones de nueva junta directiva de ASPU-Cauca PDF Imprimir E-mail

 

Elección de Junta Directiva periodo 2016-2018


En esta ocasión, se ha inscrito solo una plancha donde están 

los profesores Stella Pino, Reinel Vásquez, Diego Cáceres, 

César Mosquera, Olga Lucía Sanabria, Luis Evelio Alvarez,

Mario Delgado.


Jueves 18 de agosto de 2016

8:30 am a 12 m / 2 pm a 5:30 pm

 

Urnas fijas:

- Facultad Ciencias de la Salud

- Facultad de Ciencias Naturales, Exactas y de la Educación

- Oficina ASPU

 

Urnas móviles:

- Ingenierías y Contables

- Zona centro: Facultad de Artes, Humanidades y Derecho

- Facultad de Ciencias Agrarias

 

Nota: los profesores afiliados podrán votar en cualquier mesa.

Última actualización el Jueves, 18 de Agosto de 2016 04:51
 
Huelga de hambre en la Universidad del Tolima PDF Imprimir E-mail

 

9 de julio de 2016, RCN

La grave crisis económica que enfrenta la Universidad del Tolima y los contantes retrasos en el pago de los salarios de los empleados y profesores además, de las afectaciones que se han generado a los estudiantes fueron los detonantes de la huelga de hambre triestamentaria que inició en las últimas horas.

Con cadenas y candados están atados los manifestantes que se encuentran en el interior de la institución.

Pierre Díaz, docente de la Universidad aseguró “Hay dos razones fundamentales para la huelga, una la inmensa indignación con la gestión con José Herman Muñoz y la crisis económica en la que sumergida la entidad”. 


 
« InicioPrev12345678910PróximoFin »

Página 1 de 61


Potenciado por Joomla!. Implementado por: Ing. Handres. Valid XHTML and CSS.